Hidro K

Crema facial de día

Crema hidratante para el rostro de uso diurno. Su principal compuesto activo es keratina de lana ovina, obtenida directamente desde Tierra del Fuego. Contiene urea y ácido hialurónico, componentes que potencian su gran poder hidratante. Libre de parabenos, libre de siliconas y libre de derivados del petróleo. Hidro-K protege, hidrata y repara.

Secretos de belleza desde la Patagonia

Nuestra Keratina

Las keratinas son proteínas que forman parte del cabello, las uñas y la piel. Debido a su gran similitud con la keratina humana, la keratina proveniente de lana de oveja ha sido estudiada para su aplicación en cosmética y medicina. Obtenida a través de innovación tecnológica, nuestra keratina proviene de lana de ovejas de la inhóspita Patagonia y cuenta con propiedades únicas, que utilizamos para entregar beneficios a tu piel.

Hidrata

Estudios demuestran que la aplicación de péptidos de keratina sobre la piel mejora su hidratación y elasticidad. Además, se ha descubierto que la piel tiene una mayor capacidad para absorber agua e hidratarse cuando ha sido tratada con keratina de lana de oveja.

Protege

La keratina de lana de oveja interactúa con células de la piel, ayudando a mantenerla en condiciones óptimas. También estimula la producción de colágeno que es fundamental en la estructura de la piel. Además, tiene la capacidad de reducir el efecto irritante que generan productos de uso diario, como el jabón y otros detergentes.

Repara

La keratina ovina estimula la migración de queratinocitos, los cuales ayudan a que una herida vuelva a cubrirse con tejido nuevo. Además, la keratina que utilizamos es no inmunogénica, lo que reduce las probabilidades de aparición de alergias tras su uso. Algunos médicos utilizan keratina derivada de lana por su eficacia demostrada en el tratamiento de heridas crónicas difíciles de curar.

Tecnología

Kénos surgió como una empresa enfocada en la ciencia y el desarrollo tecnológico. Es por esto que en nuestros laboratorios trabajamos constantemente para desarrollar métodos propios de extracción de principios activos. Esto nos permite tener un control directo de la calidad de nuestros principales ingredientes y generar productos con un alto valor de I+D.

Estudios científicos que nos respaldan